Sobre-explotación del agua subterránea

Por | May 19, 2008 a las 6:00 am | Sin comentarios | Artículos
Tags: ,

De manera general entendemos por sobre-explotación de un acuífero a la extracción de agua en magnitudes significativamente mayores a la de su capacidad de recarga natural. Con ello solo queremos señalar que si extraemos más agua de la que ingresa y recarga al acuífero, sin duda que un ritmo de explotación de ese tipo puede llevar al agotamiento del acuífero y en consecuencia afectar al usuario, la industria que se beneficiaba con la extracción del agua.

El manejo inadecuado de un acuífero mediante una extracción muy elevada (sobre-explotación) a través de pozos, afecta su reserva y productividad, generando un deterioro hidráulico al que generalmente se le asocian otros procesos de degradación como la salinización, contaminación artificial, asentamiento del suelo, pérdida de surgencia, disminución del caudal superficial en ríos y arroyos, desecamiento de humedales, etc. (Auge, 2.006).

Para graficar estos fenómenos, en la figura 7 se esquematiza el concepto de sobre-explotación mediante un procedimiento comparativo respecto a la figura 6, que representa una fase previa de explotación.

Es posible visualizar que la fase 2 se caracteriza por un incremento en el caudal y en el tiempo de extracción respecto a la fase 1. En la fase 2, el caudal bombeado (Qb2) también supera con amplitud al que recibe el acuífero como recarga por infiltración (Qi).

La sobre-explotación esquematizada en esta fase, además de la disminución de la reserva de agua (Aa), origina un descenso mayor del nivel dinámico o de bombeo (s2 > s1), un incremento en la velocidad de flujo (v2 > v1) y un aumento en el área afectada por la extracción (Ri2 > Ri1), respecto a la fase de explotación.

Pero este no es el único problema, pues la sobre-explotación del agua subterránea también es la causante de la pérdida de surgencia natural del flujo subterráneo hacia los cuerpos de agua superficiales como ríos, arroyos y manantiales en razón del desequilibrio que se produce en la posición de la superficie hidráulica tal como se grafica en las figuras 8 y 9.

Figura 6. Fase 1 Explotación de referencia.

Donde:

Qb= Caudal bombeado o extraído

Qi= Caudal infiltrado o recarga

Aa= Agua almacenada

Ri= Radio del cono de depresión

v= Velocidad de flujo

 

Figura 7. Fase 2 Sobre-explotación.

 

Bajo las condiciones de explotación de la fase 2 con relación a la fase 1, se verifica que:

Qb2>Qi= El caudal extraído en la fase 2 es mayor a la recarga natural.

Aa2

s2>s1= El nivel dinámico o de bombeo e la fase 2 es mayor al de la fase 1.

Ri2>Ri1= El radio del cono de depresión en la fase 2 es mayor al de la fase 1.

v2>v1= La velocidad de flujo en la fase 2 es mayor al de la fase 1.

 

Figura 8. Surgencia natural.

 

Figura 9. Pérdida de la surgencia natural por sobre-explotación.

Estos elementos de análisis nos llevan a concluir que en principio la mejor protección contra la contaminación y el agotamiento de las aguas subterráneas son la prevención, y el uso racional y eficiente.


Comentarios

© 2011 Ingenieros Inc.